La técnica de ventosas viene utilizándose desde la antigüedad, no solamente en las Técnicas Tradicionales Chinas, sino también en otras disciplinas naturopáticas occidentales. Las ventosas pueden ser en seco o calientes. Pueden usarse de manera fija o ser utilizadas para masajear zonas movíéndolas mientras se mantiene la succión.

Al igual que el Tuina, puede usarse para infinidad de desórdenes, tanto del sistema musculo-esquelético como en aquellos de naturaleza interna.

Normalmente dejan marcas parecidas a «moratones» que, sin embargo, son indoloras. Estas marcas desaparecen por sí solas en cuestión de 5-15 días y no necesitan tratamiento posterior.

 

Su efecto es, además de beneficioso, extremadamente relajante.

 

 

 

 

*** La utilización de los servicios no excluye cualquier tratamiento médico o farmacológico sanitario, de manera que la aceptación de los servicios propuestos es una decisión voluntaria, libre y responsable.***