La función del sueño en la Medicina Tradicional China I

El cultivo de la salud a través del sueño hace referencia a tomar las medidas adecuadas para mejorar la calidad del sueño, conservar el espíritu y restaurar la energía de acuerdo a las leyes naturales y los principios del Yin y del Yang.El propósito último es endurecer la constitución, prevenir las enfermedades y promover la longevidad. Los antiguos opinaban que dormir era uno de los métodos más importantes para preservar la salud. Pasamos un tercio de nuestra vida durmiendo, en el mejor de los casos. Esto no es solo una necesidad fisiológica, sino una manera esencial de mantener la salud y restaurar nuestra energía.


La función del sueño


Dormir es uno de los instintos del cuerpo humano y al que, sin embargo, dedicamos poca atención. Los científicos han demostrado los efectos de unos buenos hábitos de sueño tanto a nivel de salud general como de rendimiento cognitivo. Los antiguos maestros taoistas de la longevidad discutieron largo y tendido sobre el tema, y concluyeron que la función del sueño es irreemplazable e indispensable para el mantenimiento de la salud y la longevidad. Sus funciones pueden dividirse en las siguientes categorías:


  1. Aliviar la fatiga y restaurar la fuerza física

Durante el sueño, el estómago, los intestinos y las vísceras relacionadas realizan un trabajo de sintetización y produce grandes cantidades de sustancia energética para hacer frente a las tareas diarias. Por otro lado, cuando nos dormimos, nuestra temperatura, nuestra frecuencia cardiaca y nuestra tensión arterial disminuye, mientras que nuestra respiración y nuestro sistema endocrino se ralentiza. Como resultado de ello, la frecuencia metabólica basal de nuestro cuerpo se reduce y de esta manera recuperamos nuestra fuerza.

2. Ayuda a proteger nuestro cerebro y restaurar la energía

El sueño inadecuado puede causar disforia, agitación, apatía, distracción e hipomnesia. El sueño inadecuado a largo plazo puede incluso producir alucinaciones. Mientras que un sueño adecuado puede hacer que las personas sean energéticas, rápidas de mente y trabajen eficientemente. El consumo de oxígeno del cerebro disminuye drásticamente durante el sueño, y esto ayuda a mejorar el almacenamiento de energía de las células cerebrales. Por lo tanto, el sueño adecuado es muy importante para el cerebro.


3. Promueve la inmunidad y ayuda a la rehabilitación del organismo

Bajo circunstancias normales, el cuerpo puede fabricar anticuerpos para combatir los agentes patógenos y conseguir expulsarlos mediante mediante la reacción inmune. De esta manera se preserva la salud. Un sueño adecuado podría ayudar a promover la inmunidad. Estudios realizados demuestran qu aquellos que se levantan a las 3 de la mañana verán disminuir notablemente su sistema inmune y la cantidad de bactericidas en las células se reducirían a un tercio del número normal.

Hay un dicho en China que dice que “un sueño adecuado es mucho más efectivo que el ginseng más especial”. Además, el sueño puede acelerar la recuperación de los tejidos y órganos del cuerpo. En la medicina moderna, el sueño es a menudo usado como un método terapéutico para ayudar a los pacientes a superar los momentos más dolorosos de un tratamiento y recuperar la salud.

4. Potencia el desarrollo y el crecimiento del cuerpo

El sueño está intimamente relacionado con el crecimiento en la infancia. Su cerebro y su cuerpo se desarrollan muy rápidamente durante el sueño y la somatotropina en plasma se mantiene en niveles altos durante esta fase. Hay que asegurarse que los niños duermen el tiempo suficiente, tanto para su propio desarrollo como para disfrutar de una infancia sana.

5. Desacelerera el envejecimiento y prolonga la longevidad

Las encuestas indican que la mayoría de las personas mayores que están sanas y viven mucho tiempo pueden disfrutar de un sueño sano y normal. La vida puede compararse a una llama ardiente. La quema regular de la llama prolonga la vida útil, mientras que la quema irregular la acorta. Dormir es como el grado mínimo de ardor que puede desacelerar el envejecimiento y promover la esperanza de vida.

6. Mantiene un estado mental saludable y promueve la calidad de la piel

El sueño es esencial para el estado mental y las actividades mentales del cuerpo humano. El sueño inadecuado a corto plazo puede causar distracción y el sueño inadecuado a largo plazo puede causar problemas mentales como el pensamiento irracional. Aparte de eso, dormir es muy importante para la calidad de la piel. Durante el sueño, el proceso de secreción y aclaramiento de la cutícula se fortalece y la cantidad de vasos capilares también aumenta. Éstos aceleran la regeneración de la piel. Por lo tanto, dormir es esencial para el embellecimiento de la piel. Un sueño profundo puede proporcionar a la persona una piel lisa, de aspecto bonito y con energía, mientras que un sueño inadecuado causado por la fatiga excesiva o los trastornos mentales causará problemas de languidez, resequedad en el cabello e incluso pequeñas arrugas en la piel.


Factores que afectan al sueño


El sueño adecuado es esencial para promover la salud y la longevidad, sin embargo, el tiempo de sueño de un individuo se ve afectado por diversos factores como la edad, el sexo, la constitución, la personalidad y el entorno.

Factores de edad

En general, uno tiende a dormir más tiempo y con más frecuencia a una edad temprana. La relación entre la hora de dormir y la edad está determinada por las leyes del desarrollo del cuerpo humano. Como el cerebro y el cuerpo de los bebés y adolescentes todavía están en desarrollo, necesitan más tiempo para dormir. En cuanto a los ancianos, debido al doble agotamiento del qi «el ying qi se debilita y por lo tanto wei qi invade interiormente», son vigorosos en el día aunque sienten que es difícil quedarse dormidos por la noche. Eso no significa que deban reducir el tiempo de sueño. Por el contrario, como la calidad de su sueño es mala, deben descansar más y además echar una siesta. También deben dormir tanto como los adolescentes por la noche.

Los antiguos maestros de la conservación de la salud señalaron que «uno de los graves problemas de sueño de los ancianos es que no son capaces de dormir lo suficiente». Los mismo maestros sugirieron que «cuando los ancianos sientan sueño, deben irse a la cama lo más pronto posible». La hora de dormir también es relevante para el género. Por lo general, las mujeres duermen más tiempo que los hombres, lo que podría ser causado por la diferencia en su secreción de hormonas sexuales, según la investigación médica moderna.

Factores de constitución y de personalidad

La hora de dormir está estrechamente relacionada con las constituciones y la personalidad del cuerpo humano. Se señala en el Clásico interno (Nei Jing) que el tiempo para dormir está influenciado por la forma del cuerpo humano. De acuerdo con las experiencias clínicas, las personas con exuberancia yang o grupos de deficiencia yin duermen menos, y las personas con humedad  y/o éstasis sanguínea duermen más tiempo. Según la teoría de las cinco fases, las personas que tienen constituciones de metal y de fuego duermen menos y las que tienen constituciones de agua y de tierra duermen más tiempo. En cuanto a la forma del cuerpo humano, las personas con figuras más grandes duermen más tiempo que aquellas con figuras más pequeñas porque la cantidad de wei qi varía en sus cuerpos. Las personas obesas con estrías e intersticios sueltos y las que tienen aversión al frío son las que necesitan más tiempo para dormir. Los occidentales sostienen que la hora de dormir está conectada con la personalidad. Las personas introvertidas e intelectuales duermen más tiempo que las personas extrovertidas y orientadas al trabajo.

Factores de entorno y estaciones

Los cambios ambientales y estacionales influyen en el ajuste del tiempo de sueño. Generalmente, es mejor levantarse temprano y acostarse tardea en primavera y  verano (es decir, de cinco a siete horas de sueño cada noche); acostarse temprano y levantarse temprano en otoño (de siete a ocho horas de sueño por noche); acostarse temprano y levantarse tarde en invierno (de ocho a nueve horas de sueño por noche). El ajuste de la hora de dormir debe seguir los cambios de las cuatro estaciones. Por lo general, el tiempo de sueño es más corto en días de mucho calor y más largo en un clima frío. La gente duerme menos en las regiones de mayor altitud y duerme más en las regiones de mayor latitud.

Otros Factores

El ajuste de la hora de dormir de una persona también se ve afectado por el tipo de trabajo que realiza, por el consumo de su energía y también por sus hábitos de vida. Los trabajadores manuales duermen más tiempo que los trabajadores intelectuales. El REM de los trabajadores mentales es más largo que el de los trabajadores manuales. Los estudios modernos muestran que el mejor momento para dormir (momento central del sueño) varía entre los individuos. Se puede dividir en dos categorías: el tipo de búho y el tipo de alondra. La gente del primer tipo se vuelve vigorosa y trabaja eficientemente en la noche pero le falta energía en la mañana. Por el contrario, las personas de este último tipo se acuestan y se levantan muy temprano y se vuelven enérgicas durante el día. Generalmente, la mayoría de las personas pertenecen a este último tipo. El ajuste de la hora de dormir también se ve afectado por la nutrición, el ambiente de trabajo y el estado mental del cuerpo humano. Tan diversificado como es el tiempo de sueño, un sueño normal y profundo es lo que realmente importa para preservar la salud.


La importancia de la siesta de la

tarde y el sueño de medianoche


Los maestros chinos de la preservación de la salud conceden mucha importancia a dormir a mediodía y a medianoche. El sueño de medianoche se refiere al sueño entre las 23:00 y la 1:00 de la mañana, y la siesta de la tarde se refiere a la siesta entre las 11:00 y las 13:00. Se cree que el sueño de medianoche puede restaurar la energía y la siesta de la tarde corresponde a la prevalencia del yang qi. Hoy en día, tomar una siesta al mediodía se ha convertido en una moda en muchos países.

El mediodía y la medianoche es cuando el yin y el yang se entremezclan, uno de ellos exuberante y el otro declinante. Por lo tanto, el equilibrio dinámico del qi y la sangre en el cuerpo humano está extremadamente desequilibrado. Es bueno que la gente se acueste y duerma durante esos momentos, porque el mediodía y la medianoche es el momento de la unión yang y la unión yin en el cuerpo humano. Como resultado, el sueño durante ese tiempo es bueno para nutrir el yin y el yang. Según el Clásico Interior del Emperador Amarillo (Huang Di Nei Jing), es muy fácil para la gente quedarse dormida a medianoche, y la calidad del sueño de medianoche es la mejor. La gente debería acostarse a las 11 de la noche. Eso le hará bien a la salud.

La siesta de la tarde debe tomarse al mediodía (11:00 – 13:00), y debido a que es el momento de la unión yang y de que el yang qi alcance la exuberancia, media hora de descanso es suficiente para restaurar la energía y mejorar la eficiencia del trabajo.

La investigación moderna también ha descubierto que las funciones de los órganos del cuerpo humano disminuyen a su nivel más bajo a medianoche (0:00-4:00), y las personas se sienten más fatigadas durante el mediodía (12:00-13:00). Por lo tanto, establecer hábitos de sueño sólidos de acuerdo con el ritmo de sueño es esencial para mejorar la calidad del mismo y preservar la salud. Las estadísticas muestran que la siesta de la tarde y el sueño de medianoche pueden disminuir la tasa de incidencia de enfermedades cardiovasculares y cerebrovasculares para las personas mayores.

Doce canales regulares del cuerpo humano se corresponden con los intervalos de veinticuatro  horas (dos horas por cada canal). El movimiento de los canales varía con el cambio de relojes. La filosofía de la MTC tiene como punto de partida que los comportamientos humanos deben ser acordes a la ley de la naturaleza. Según este punto de vista, los expertos en cultivo de la salud de la MTC han señalado que los hábitos de sueño deben ajustarse a las leyes naturales. En su opinión, tomar una siesta de mediodía y un sueño profundo a medianoche puede mejorar enormemente la salud.

Autor: Borja Makazaga

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *